QUE BUSCAR Y QUE NO BUSCAR

QUE BUSCAR Y QUE NO BUSCAR

Category : Devocional

“Más buscad primeramente el reino de Dios y su justicia, y todas estas cosas os serán añadidas” Mateo 6:33

Seguimos analizando éste pasaje tan importante para nuestra salud espiritual, y que es tan actual.

En el anterior artículo meditando sobre éste pasaje, vimos que lo primero de lo primero en nuestras vidas debe ser el Reino de Dios, pero muchas veces la vorágine de la vida nos arrastra a su sistema, alejándonos de lo primordial que es como dice la escritura, el Reino de Dios y su justicia.

Siguiendo en esta reflexión sobre este versículo en Mateo 6:33, lo primero que queremos mencionar es que éste pasaje ha sido muy mal usado en los círculos evangélicos, citándolo muchas veces para la evangelización.

Este texto es solo y exclusivamente para los creyentes, los hijos de Dios, los que han nacido de nuevo, y no para los inconversos.

La pregunta es: ¿porque este texto No es para los incrédulos?

Porque el mandamiento es “buscar el Reino de Dios” y el hombre natural que no tiene el Espíritu Santo está incapacitado de hacerlo; no solo que no quiere sino que no puede.

Como dice el Apóstol Pablo “No hay quien entienda. No hay quien busque a Dios.” Romanos 3:11

El hombre natural esta “muerto en sus delitos y pecados” y una persona muerte no puede buscar a nadie porque esta sin vida, por lo tanto no puede “buscar a Dios”.

Por eso este texto de Mateo 6:33 y como muchos otros, solo va dirigido a los hijos de Dios.

Debemos recalcar, que nosotros los creyentes una vez estuvimos en esa misma condición de muerte espiritual y nunca podíamos acercarnos a Dios, excepto porque hubo una intervención del Soberano.

Pablo a los Efesios lo dice claramente “Y él os dio vida a vosotros, cuando estabais muertos en vuestros delitos y pecados” Efesios 2:1

Ahora por la gracia del Señor estamos vivos espiritualmente, y no porque nosotros hayamos buscado a Dios sino fue Él que nos buscó, como lo profetizó Isaías: “Fui buscado por los que no preguntaban por mí; fui hallado por los que no me buscaban.” Isaías 65:1, GLORIOSA GRACIA DIVINA !!

Antes del nuevo nacimiento no teníamos libre albedrío hacia Dios, solo buscábamos el mal, así es con todos los inconversos que NO TIENEN LIBRE ALBEDRIO. Ellos solo pueden escoger todo lo que se refiere a lo natural sea la ropa que desean usar, que bebida tomar, que equipo de futbol jugar, etc. , pero NO PUEDEN ESCOGER A DIOS, porque en su naturaleza caída siempre escogerán el mal.

Ahora nosotros los creyentes, por las misericordias del Señor tenemos libre albedrío, porque mora en nosotros la nueva vida, el Santo Espíritu de Dios, ahora estamos capacitados para escoger entre obedecer a Dios y no obedecerlo, de buscar a Dios o no buscarlo, entre andar en el espíritu o

agradar el viejo hombre con su pecado, a lo que Pablo lo llamó “El cuerpo de muerte” (Romanos 7:24).

Un día volveremos a NO tener libre albedrío, y será cuando el Señor regrese por su Iglesia y glorifique nuestros cuerpos, por lo tanto en el Cielo no tendremos opción de elegir entre lo bueno y lo malo, solo elegiremos lo bueno porque nuestros cuerpos serán gloriosos sin pecado.

Por lo tanto solo y solo los creyentes pueden buscar a Dios por medio del Espíritu Santo y la palabra de Dios.

Ahora entendiendo que Mateo 6:33 es solo para los creyentes volvamos a ese pasaje.

“Más buscad primeramente el reino de Dios y su justicia, y todas estas cosas os serán añadidas” Mateo 6:33

Se nos exhorta a buscar primero las cosas espirituales, y todo lo que encierra la piedad, con sus bendiciones, promesas y demandas.

Amados, la palabra “buscad” en griego es “zeteo” y significa en el sentido de codiciar ansiosamente algo.

Osea, que nuestra actitud debe ser “codiciar ansiosamente las cosas espirituales, las cosas de arriba”

Lo interesante es que la palabra NO dice “buscad primeramente el reino de Dios….y después buscad las añadiduras”

Hermanos la orden es buscar el Reino y las añadiduras Dios se va a encargar, para que nada nos falte.

Amado, el “mundo” busca sólo las cosas terrenales (Mateo 6:32), nosotros debemos buscar las cosas espirituales, como pueblo espiritual que somos, con promesas espirituales, “Mas nuestra ciudadanía está en los cielos, de donde también esperamos al Salvador, al Señor Jesucristo” Filipenses 3:20

Esto no quiere decir que dejemos nuestras responsabilidades cotidianas de trabajar, sino lo que Dios NO quiere que busquemos o codiciemos ansiosamente las añadiduras (1 Timoteo 6: 6-10).

Amados hermanos en estos tiempos peligrosos, busquemos, codiciemos ansiosamente las cosas espirituales y el Señor todopoderoso se encargará de las añadiduras (léase comida y vestido)

Pidamos al Señor sabiduría para poder entender cabalmente que somos un pueblo santo y peregrino.

Que así sea, maranata!

RB 08/2018


Leave a Reply