Cristo es la respuesta, ¿ cuál es la pregunta?

Cristo es la respuesta, ¿ cuál es la pregunta?

Category : Devocional

“Le dijo uno de la multitud: Maestro, di a mi hermano que parta conmigo la herencia. Mas él le dijo: Hombre, ¿quién me ha puesto sobre vosotros como juez o partidor?” Lucas 12:13-14

Existe una congregación muy conocida que comenzó hace muchos años que se llama “Cristo es la respuesta”

Lo interesante es que debiéramos meditar en saber cuál es la pregunta.

El texto citado cuenta la historia de un hombre que se acerca al Señor y le da una orden:” Di a mi hermano que me dé parte de la herencia”.

Esta pregunta espontánea llamó la atención de la multitud. Este hombre quería que Jesús fallara a su favor y en contra de su hermano.

Quizás éste hombre le cabía toda la razón en el reclamo, por algo había recurrido a Jesús, por ese entonces la fama del Señor al oponerse a toda clase de injusticia era conocida por todos.

La persona que hizo esta petición pensaba en una sola cosa: ¡la herencia terrenal y no la herencia celestial!!!

La respuesta del Señor fue categórica: “¿quién me ha constituido sobre vosotros como juez o repartidor? “

Jesús se niega a convertirse en un simple juez de asuntos materiales.

Rechaza tomar el lugar de árbitro en altercados y discordias familiares.

El Señor está dando “a César lo que es de César” (Lc. 20: 25), y prueba que no tiene nada que ver con los asuntos seculares, porque su reino no es de este mundo (Jn. 18: 36).

En muchas ocasiones Jesús, corrigió falsos conceptos que las muchedumbres tenían acerca de su misión. El Salvador continuamente recordaba que no había venido al mundo a tratar cuestiones materiales, sino el propósito de Su venida tenía que ver sólo y exclusivamente con la salvación de hombres y mujeres pecadores.

Mateo 18:11 “Porque el Hijo del Hombre ha venido para salvar lo que se había perdido.”

Mateo 1:21 “Y dará a luz un hijo, y llamarás su nombre JESÚS, porque él salvará a su pueblo de sus pecados.”

Nuestro Señor y Salvador Jesucristo vino a salvar al hombre de la bancarrota espiritual y no a “salvarlo” de la bancarrota económica.

Lamentablemente en estos tiempos peligrosos, la predicación del evangelio se ha corrompido de una forma alarmante ¡!!

Se predica a un “jesús” que vino a solucionar los problemas económicos, familiares, físicos etc., cuando sabemos que Él vino a salvar las almas de Su pueblo escogido por gracia.

Volvamos al comienzo. ¿Cristo es la respuesta? ¿Cuál es la pregunta?

Si la pregunta es ¿qué debo de hacer para ser salvo?

La respuesta es: “cree en Jesucristo y serás salvo”

Si la pregunta es ¿qué debo de hacer para que me vaya bien en ésta vida?

La respuesta: no la encontrarás en Cristo

Mateo 16:26 “Porque ¿qué aprovechará al hombre, si ganare todo el mundo, y perdiere su alma? “

Amados, en tiempos de tanto evangelio “diet”, nosotros como hijos de Dios, debemos predicar el mismo evangelio que predicaron tanto el Señor Jesucristo como los apóstoles:

“Arrepentíos y Creed en el evangelio”

Que así sea.


Leave a Reply